ChauPucho - Dejar de Fumar

Vivir mejor es posible

Clase 7 parte 2 – Transformar el cerebro y algo mas

Además de las motivaciones personales, familiares y afectivas que describimos en la primera parte de esta clase, necesitamos entender como funcionamos a la hora de establecer nuevos hábitos y formas de pensar. Esto es muy importante ya que todos nuestros lectores ya intentaron dejar de fumar, pero no pudieron y ese condicionamiento está vigente.

neuronasNuestro cerebro nos permite aprender cosas mediante un mecanismo de redes neuronales. La primera vez que hago algo, se establece una red, un camino mediante conexiones entre las neuronas por así decirlo. Cada vez que quiero repetir la acción (o el pensamiento, claro está), el cerebro ya tiene marcada su ruta entre las neuronas y lo repetirá por considerar que funciona y reforzará esa red. Es como un camino que al ser recorrido se afirma cada vez mas.

Pero nuestro cerebro no es algo rígido que una vez que se marca queda así para toda la vida. Estas redes pueden moldearse a través de cambios en el uso e incluso anularse completamente por su desuso. ¿Qué significa esto? Que a medida que generemos nuevos hábitos para responder ante el impulso de querer fumar, iremos disminuyendo la idea del placer que nos produce tal acto y todo lo que ello acarrea. Se modifica la conexión aprendida en base a forzar un nuevo camino. Al principio parece duro, pero tras un par de usos de la nueva conexión se va haciendo cada vez mas cómodo transitar por ese camino, ya que se refuerza.

Si ustedes le preguntan a un ex fumador que ya tiene su buen tiempo encima de no fumar, les dirán que no solo no sienten deseos de fumar, sino que incluso no pueden entender como alguna vez lo disfrutaron. Eso significa que la conexión original sobre el acto de fumar quedó totalmente destruida.

La salud de nuestro cerebro

Parece que si vamos a salir de este lío en que nos hemos metido, vamos a tener que garantizarle a nuestro cerebro las mejores condiciones para que nos ayude. Por lo que vimos vamos a tener que generar nuevos hábitos para responder al deseo de fumar, incluso vamos a tener que generar hábitos para prevenir el deseo de fumar, lo que nos hará todo mucho mas fácil.

¿Qué cosas nos pueden ayudar a mejorar la salud de nuestras neuronas? En primer lugar hacer ejercicio al menos tres veces a la semana, lo que mejora la cantidad de neuronas y la cantidad de conexiones entre ellas. También es importante aumentar la cantidad de frutas y verduras, en especial nueces o aceites que aporten vitamina E, y semillas de lino y chia para aportar ácidos grasos omega 3 (la nuez también aporta).

Para preservar la salud en general es importante mantenerse hidratado (2 litros de agua pura, no valen las infusiones ni jugos!), descansar lo mas posible, alejarse del stress y, obviamente, no fumar.

Así que la buena noticia es que cuando dejemos de fumar automáticamente ya empezaremos a tener condiciones mas favorables para promover cambios en nuestra vida. Si encima lo acompañamos con otros cambios que iremos enunciando… uff! El potencial es increíble!