ChauPucho - Dejar de Fumar

Vivir mejor es posible

Fumar aumenta la posibilidad de tener una resaca bien fea

resacaHace no mucho se hizo un estudio que apareció publicado en la revista Journal of Studies on Alcohol and Drugs en donde se observó a un grupo de 113 estudiantes universitarios por dos meses en relación a sus hábitos de ingesta de alcohol y consumo de tabaco.

Dicho estudio arrojó como resultado que tomar alcohol y fumar puede empeorar la resaca al día siguiente.. aunque no se sabe bien el porqué. Una teoría indica que el fumador logra un mayor placer cuando toma simultáneamente, liberando mayores dosis de dopamina, lo que disminuye el control sobre la ingesta y aumenta la cantidad de alcohol que se toma. Esto hace mas complicada la “retirada” de ambas drogas durante el sueño.

Se pudo determinar que “los jóvenes eran más propensos a tener resacas, o de que éstas sean más duras, después de consumir altos niveles de alcohol (de media, 110 mg/dl -miligramos por decilitro de sangre-, lo que supone una tasa de más de 0.10) y de fumar durante los días previos y durante la borrachera (una media de siete cigarrillos al día) en comparación con aquellos que sólo beben“, explica la doctora Rohsenow.

“Lo que sí es claro es que existe para ambas sustancias otra dependencia, la psicológica, en la que para muchas personas, beber y fumar después se ha convertido en un hábito. Por ello, cuando una persona está dejando de fumar se le suele recomendar que limite su consumo de alcohol, ya que si cambia esa rutina le será más sencillo desprenderse de los humos”, indica el estudio.

Recuperarse de la resaca

El problema del alcohol es que inhibe el funcionamiento de unas hormonas antidiuréticas llamadas vasopresinas (ADH), que controlan la reabsorción de moléculas de agua mediante la concentración de orina. O sea, nos deshidrata. Y cada vez que orinamos, el líquido se lleva consigo sales minerales que debemos reponer.

Por eso se recomienda beber agua mientras bebemos alcohol (un vaso de agua y uno de cerveza). Pero como nadie lo hace es muy importante que bebas grandes cantidades de agua al volver a tu casa, además no viene mal tomar alguna bebida isotónica como el Gatorade y/o un buen exprimido de naranja natural.

Una pequeña bebida que ayuda enormemente al otro día a liberarnos de los estragos de una noche de fiesta se confecciona exprimiendo dos limones, con una cucharadita de bicarbonato y agua. Es rica y ayuda a poner a punto a nuestro castigado sistema digestivo. Luego de esta bebida hay que tomar mucha agua, despacito y de a sorbos.