ChauPucho - Dejar de Fumar

Vivir mejor es posible

Unas palabras sobre como evitar una recaída al dejar de fumar

Dejar de fumar puede ser endiabladamente difícil si no abordamos con la actitud correcta desde un inicio. Somos adictos al cigarrillo no por la potencia de la nicotina, sino por el poder que ejerce en nosotros toda una vida de estar rodeados de publicidades en donde el fumador era un hombre exitoso y sofisticado, en donde los adultos que nos formaban posiblemente también fumaban y en donde existía un halo de transgresión adolescente alrededor de las primeras pitadas.

Si atacamos la adicción al cigarrillo desde su raíz, primero debemos sumergirnos en aquellos primeros recuerdos sobre el tabaco y lo que inconcientemente representa para nosotros. Encontraremos un sinfín de retazos publicitarios, recuerdos de un tío fumador, comentarios de nuestros compañeros de colegio en donde nos incitaban a fumar, estrellas de TV con un cigarrillo en sus manos, etc. Desde antes de que comenzáramos a fumar una parte nuestra creyó en toda la propaganda que rodea al pucho. Recordemos con ternura y compasión a ese niño/a pequeño/a que éramos y que creía en que los adultos exitosos se veían muy seguros de si mismos con un cigarrillo en sus manos y cuantas mentiras mas que nos vendían sobre el cigarrillo…

Luego, con el vicio ya pegado, el fumador llega a CREER que el cigarrillo lo relaja siendo que muchas veces fuma para concentrarse. El fumador CREE que puede fumar un cigarrillo para dormir mejor, siendo que hay ocasiones en las que fuma para despabilarse. Fumamos por aburrimiento, porque no tenemos nada para hacer, fumamos porque estamos muy ocupados, porque estamos tapados de trabajo. Fumamos para hablar por teléfono, para hablar con un amigo en un café, para relacionarnos. Fumamos luego de comer y de hacer el amor. ¿Hay algo mas contradictorio que el cigarrillo? ¿Cómo puede una misma sustancia ofrecer resultados tan variados y opuestos? Hay dos respuestas posibles para esta pregunta: Podría tratarse de magia, o bien estamos ante una ilusión. Parece ser que el cigarrillo es un gran ilusionista, ya que en el siglo XXI resulta un poco difícil creer en magia.

Entonces buscamos en Wikipedia el significado del término ilusión:

El término ilusión se refiere a cualquier distorsión de una percepción sensorial. Cada uno de los sentidos del cuerpo humano puede ser afectado por ilusiones. Arte y técnica de producir efectos ilusorios y aparentemente mágicos (Ilusionismo).

En psicología, se usa el término ilusión para referirse a una esperanza infundada. Metafóricamente, se utiliza también a veces el término espejismo.

Cuando desmenuzamos el acto de fumar  y la asociación de ideas que se desprende de ello, automáticamente empezamos a ver el engaño del cual se vale el ilusionista para mantenernos en la trampa. Años y años de auto-engaño. Ya aquí tenemos un porcentaje razonable de la batalla ganada y entendemos que es prácticamente indispensable conocer todas las estrategias y artilugios del cigarrillos por mantenernos atrapados.

En este análisis del porqué fumamos (harto paradójico) y de los primeros recuerdos de cuando empezamos a fumar, hay uno que puede ser especialmente útil para el momento en que queremos convertirnos en no-fumadores: los primeros cigarrillos. Recuerden el esfuerzo increíble que hicieron para comenzar a fumar y cómo sus cuerpos presentaron síntomas de intoxicación.

Las primeras bocanadas de humo seguramente se vieron acompañadas de nauseas, tos, mareos, palpitaciones y dolor de cabeza. También es común escuchar que a algunos les baja la presión, se les nubla la vista y sienten ardor en la garganta, entre otras cosas. Todos estos síntomas son activados cuando nuestro cuerpo detecta un agente dañino. Ante el envenenamiento, el cuerpo intenta repelerlo (tos, nauseas) y los demás síntomas deberían actuar como alarmas indicándonos que lo que hacemos es peligroso.

Pero no, en nuestra gran voluntad de querer fumar soportamos los síntomas y obligamos a nuestro cuerpo a desarrollar un nivel de tolerancia determinado para poder introducirnos veneno sin tener que soportar aquellos síntomas iniciales. ¿Dije gran voluntad? Si, nadie con mas voluntad que un fumador, que tolera estos padecimientos físicos sólo para poder seguir adelante con su hobbie de fumar.

Afortunadamente para nosotros, esos reflejos naturales del cuerpo vuelven a desarrollarse lentamente cuando dejamos de fumar. A partir del tercer día sin fumar el volver a probar un cigarrillo significaría sentir molestias, puesto que la tolerancia al pucho comenzó a bajar. Cada día que pase sin fumar nuestro cuerpo vuelve a ser menos tolerante al veneno. Cada día sera mas displacentero volver a tomar el cigarrillo.

Si ya vamos mas de una semana sin fumar y sentimos muchas ganas de un cigarrillo pensemos en que para fumarnos un cigarrillo con verdadero placer primero debemos soportar como mínimo tres cigarrillos con los síntomas antes mencionados (nauseas, dolor de cabeza, palpitaciones, etc). Si llevamos un mes sin fumar los primeros cigarrillos que fumemos serán terribles y si eran fumadores de grandes cantidades (mas de un atado diario) verán que no pueden fumar con facilidad esa misma cantidad el primer día de recaer… no sin sentir nauseas al llegar a los últimos cigarrillos!

Volver a fumar requiere de fuerza de voluntad para pasar por esos síntomas de nuevo. Piensen en ellos la próxima vez que tengas ganas de fumar. Y si por esta vez el cigarrillo “les gana”, no hay que bajar los brazos, sino ver que pueden aprender de este intento fallido y volver a intentarlo cuando el momento sea adecuado. Fuerza!

  • morella

    El comentario me parece increible, tuve 40 años fumando y apenas llevo 15 dias sin fumar y no quiero recaer. les agradeceria que me tuvieran informada con sus articulos que son demasiado buenos: Muchas Gracias desde Venezuela.

  • Lulu

    Hola buenas tardes, yo llevo 15 días sin fumar. La realidad es que lo dejo sin problemas, me pasa que hay momentos donde necesito fumar uno, pero se me pasa y listo. Pero la verdad es que tengo miedo de tener la reacida tipica y chau al esfuerzo que vengo haciendo.
    Quisiera alguna tecnica, para no caer..
    Muchas gracias. Argentina